Actualidad

16/11/2016

Beneficios de tocar un instrumento desde niños

Beneficios de tocar un instrumento desde niños

Los colegios internados en Castellón como el nuestro, en el que también disponemos de un conservatorio de música en el que los alumnos pueden aprender desde pequeños a tocar diferentes instrumentos musicales o especializarse en uno de ellos, es un gran reclamo para que los padres se decanten por nuestro centro.

Y es que tocar un instrumento a diario y de forma habitual mejora las habilidades del lenguaje, la memoria, la conducta o la inteligencia espacial, entre otros beneficios. No es algo que nos hayamos inventado en el Centro Educativo Adventista Sagunto, sino que es algo ya comprobado por un gran número de estudios internacionales, que se basan en la investigación con músicos profesionales para el estudio de la plasticidad del cerebro y que han determinado los numerosos beneficios que experimenta la fisiología cerebral cuando se aprende a tocar un instrumento.

Da igual que sea una guitarra o un piano, los dos instrumentos más solicitados en los conservatorios de colegios internados en Castellón como el nuestro. Pero también el violín o cualquier instrumento de percusión o viento. Los investigadores sostienen que aprender a tocar un instrumento musical mejora la inteligencia, al fortalecer las habilidades del lenguaje y la memoria, entre otras.

La recuperación de la memoria verbal y de la capacidad de atención son otros dos beneficios constatados de este aprendizaje, al que hay que añadir que la práctica de tocar mejora el estado anímico de los niños y su relación con los demás. Y un apunte: siempre puede acabar siendo la profesión del futuro de nuestros hijos, si al final pasa por ser un virtuoso del instrumento.